YuMcuZiRy8

Crowdfunding y crowdlending: Una gran forma de financiar e invertir

¿Quieres invertir en bienes raíces sin dejar todo tu capital en un solo inmueble? ¿Tienes poco capital pero quieres comenzar ya a invertir? ¿Necesitas financiamiento para un nuevo proyecto inmobiliario? Si contestaste “Sí” a cualquiera de estas preguntas, este artículo es para ti.

Aprender a vivir con menos de lo que ganas, ahorrar e invertir es el camino para alcanzar, más tarde o más temprano, tu libertad financiera. Sin embargo, la cultura de la inversión está aún poco difundida en nuestro país, y en gran parte es porque se cree que es una actividad exclusiva de magnates y gente con conocimientos especializados en finanzas.

La realidad es que, en los últimos años, los instrumentos de inversión se han democratizado, de manera que un sector más amplio de la población puede poner a trabajar su capital, sea poco o mucho. Una de estas alternativas es el crowdfunding, también conocido como fondeo colectivo.

Seguidamente, te platicaremos cómo funciona este tipo de inversión, en lo que respecta a bienes raíces.

El crowdfunding inmobiliario consiste en dos cosas: si eres desarrollador, te ayuda a conseguir inversionistas que estén dispuestos a colocar su capital en tu proyecto; si eres inversionista, te ayuda a conseguir buenos proyectos inmobiliarios para hacer crecer tu dinero. La diferencia con una inversión común en bienes raíces, radica en que, en este caso, se junta el capital de un gran número de inversores, logrando así que estos puedan invertir con muy poco dinero, por ejemplo, $5,000, en algunos casos.

Este tipo de fondeo se realiza por medio de plataformas digitales, como M DOS Capital, M2 Crowd, 100 ladrillos, entre otros. Para invertir, solo visitas su página web, te registras o proporcionas tus datos para ser contactado y comienzas a estudiar el catálogo de proyectos inmobiliarios, donde se comparte información sobre el tipo de bien inmueble, la ubicación, el monto total a juntar para comenzar con la construcción, los plazos, los rendimientos proyectados, entre otros aspectos.

Ahora te preguntarás, ¿cómo trabaja una inversión en crowdfunding inmobiliario? Para ello, te definiremos los tipos que existen y cómo suelen funcionar.

Tipos de fondeo colectivo en bienes raíces

Crowdfunding no inversor

Existen personas que otorgan una cierta cantidad de dinero, sin verlo como una inversión. Ya sea como un acto de caridad, como un mecenazgo, o con el objetivo de conseguir alguna recompensa no monetaria, algunas personas escogen brindar capital sin pedir rendimientos posteriores. Por obvias razones, este tipo de práctica no es muy común, pero, si eres desarrollador y encuentras fondeadores no inversores, ¡no dejes pasar la oportunidad!

Equity Crowdfunding

También conocido como Crowdinvesting. Cuando usted coloca capital en un equity crowdfunding, lo que compra es una acción (de una empresa que no cotiza en bolsa), una parte pequeña del inmueble que se construirá. Con esto, usted asume los riesgos que puedan existir, si, por ejemplo, la construcción no sale como se esperaba; y goza de las ganancias correspondientes a su porcentaje de participación.

La plataforma es la que se encarga de gestionar todo sobre el inmueble, y, cuando usted quiere sacar su capital, solo lo conseguirá vendiendo la acción.

En este vehículo hay un cierto grado de riesgo, debido a que se invierte en algo que está en proceso y el inversor no tiene la capacidad de probar la calidad de lo que está comprando. Afortunadamente, como se mencionaba en párrafos anteriores, el crowdfunding permite invertir poco dinero, por lo que el inversionista tiene una mayor oportunidad de diversificar, y así aumentar sus posibilidades de éxito. Además, esta forma de invertir puede tener muy buenos rendimientos.

Crowdlending

Esta forma de inversión es más segura que la anterior. Un grupo de inversores otorga una cantidad a un desarrollador, y, al igual que un banco, estará cobrando una cantidad mensualmente, que englobe capital e intereses. También puede suceder que el desarrollador no pague mensualidades, pero, al finalizar el proyecto y conseguir ganancias, deberá devolver el cien por ciento del capital, más el porcentaje que se prometió inicialmente.

A diferencia del crowdfunding, en el crowdlending el desarrollador se compromete a pagar una rentabilidad fija, funcione el proyecto o no.

Como desarrollador, entrar a una plataforma de crowdlending es prácticamente lo mismo que pedir un crédito al banco, con la diferencia de que esta financiación probablemente le resulte más barata.

Para los inversionistas, la alternativa también es buena, porque muy posiblemente, podrán recibir una renta más alta que en otros instrumentos, más tradicionales.

Estas nuevas plataformas, hacen más sencillas y mucho menos costosas las inversiones en bienes raíces, así como la captación de capital; sencillamente, son una maravilla. Sin embargo, antes de escoger cualquier vehículo de inversión, investiga profundamente, y, sobre todo, asegúrate de la confiabilidad de la plataforma que escojas, para no caer en engaños.

Compartir artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on telegram

MAS ARTÍCULOS

SIGUENOS

BUSCADOR

te puede interesar

Más Relevantes

0

SUSCRíBETE AHORA

Suscríbete para recibir todo nuestro contenido.

© 2020 Realty-Business MX || Todos los derechos reservados || Política de Privacidad